top of page

Cómo gestionar el tiempo, más allá de lo importante y lo urgente




Nuria Sánchez Romanos Mentora de Negocios

Lo último en habilidades de liderazgo para dirigir tu negocio y tu vida hacia la felicidad.

Acceso libre a Seminarios y Tutoriales.







Saber cómo gestionar el tiempo, más allá de lo importante y urgente es fundamental para cualquier dueño de negocio o gestor de equipos de trabajo, ya que es una de las habilidades directivas clave de gestión para ordenar el caos, dejar de ir a salto de mata, apagando fuegos, y lo que para mi es más importante, saber trabajar y vivir sin estrés.


Al dar prioridad a esta habilidad gerencial, las personas podemos tirar adelante proyectos que generen resultados y beneficios tanto en números como en bienestar y salud laboral.


En este artículo te presento cómo saber gestionar el tiempo, más allá de lo importante y lo urgente en 7 sencillos pasos, así como la importancia de la regulación emocional como uno de los pilares fundamentales para alcanzar la felicidad en los negocios.


¿Qué es la gestión del tiempo?


La gestión del tiempo es una habilidad que pertenece a las competencias desarrolladas por el llamado pensamiento ejecutivo. Ejecutivo de ejecutor. El que hace que hagamos.


Esta habilidad es el resultado de un proceso mental que se desarrolla, principalmente, en la parte prefrontal de nuestro cerebro.


Sabemos que consiste en cómo planificamos y organizamos nuestras actividades y tareas, de manera eficiente. Y a pesar de tener claro lo que es importante y urgente, al final todo se convierte en un círculo vicioso en el que la pescadilla se muerde la cola: acabamos viendo todo como importante y urgente.


Es un estrés. Del malo.


El cerebro no entiende por sí solo de rutinas y planificación. No se va a esforzar lo más mínimo, en comprender que el tiempo no da más de sí, o que no se puede guardar ni prestar.


A pesar de ello nos empeñamos en ponerle delante métodos de productividad que, al final, nos resultan inútiles y, que muchas veces, se vuelven en contra nuestra porque nos sumamos más trabajo al que ya tenemos y más sacrificio del que ya ponemos, en nuestro día a día.


Entonces, corremos. Y cuanto más deprisa vamos, más estrés tenemos.


Por ello, la gestión del tiempo, implica tener herramientas y recursos personales que nos aseguren salud mental y emocional, desarrollando soluciones individuales adecuadas a las circunstancias y situaciones que afrontamos cuando dirigimos un negocio, una empresa, un proyecto o un equipo.



Cómo gestionar el tiempo



Importancia de conocer de verdad la gestión del tiempo y del estrés.


Más resistencia que prisa:


La vida no es una carrera de velocidad, sino una carrera de fondo que requiere resistencia. Los líderes emocionalmente inteligentes entienden la importancia de cuidar las estrategias para acelerar resultados mientras mantienen el equilibrio entre beneficios y calidad de vida.

Facilitar esto significa dejar atrás la sensación de que se pierde el control cuando no cunde el día a día.


Gestión del Tiempo y vivir sin estrés


Mantener la calma, la templanza y la serenidad no solo conduce al éxito en los negocios, sino que también contribuye a la reducción del estrés, el control del cortisol y la capacidad de planificar y organizar el trabajo de manera eficiente.


Sorprendentemente, el 82.4% de los líderes empresariales carece de herramientas para gestionar el tiempo y el estrés, lo que afecta directamente su capacidad para afrontar cambios, motivar a sus equipos y lograr el éxito.



Cambio Constante y toma de decisiones conscientes


Vivimos en un entorno de cambio constante, y la capacidad de tomar decisiones conscientes es crucial. Cerca del 95% de las decisiones se toman de manera subconsciente, lo que destaca la necesidad de cultivar la atención consciente en la gestión del tiempo. ¿Por qué? porque saber cómo gestionar el tiempo va de la mano de esa toma de decisiones individual.


Te pongo un ejemplo: si a principio de año dejaste en manos del destino tus propósitos, sin poner una fecha en las que llevarlos a cabo, sin plantearte de forma realista el tiempo que ibas a emplear en conseguirlos, y sin poner al lado de cada propósito un motivo importante por el que conseguirlos, probablemente a estas alturas, miras esos propósitos, con una mezcla de rabia y frustración, por no haberlos tenido en mente constantemente.


Las cosas que se dicen por que sí, que se van a hacer, son volátiles y caen en el olvido. Lo determinante es pensarlas, apuntarlas con fecha de cumplimiento y anotar al lado, buenos motivos de peso por los que dices que las vas a hacer.


Consejos prácticos para una gestión del tiempo efectiva:


1 Planifica conscientemente:


Dedica 10-12 minutos diarios a planificar el día: te va a ahorrar horas valiosas de trabajo. No sirve sólo tener las cosas en mente.

Creemos que ya sabemos lo que tenemos que hacer. Pero aún así, nuestro cerebro necesita un refuerzo diario a modo de recordatorio.


2 Prioriza de forma efectiva: 


Solo el 20% de las personas siente que su trabajo está bajo control diariamente. La clave para no caer en las trampas que nos pone el tiempo, es aprender a priorizar. Saber cómo priorizar es organizar y respetar el orden de cómo haces las cosas, y va a depender del compromiso y la voluntad que tengas primero, contigo mismo/a y después, con la actividad que tienes entre manos.


3. Evita la Procrastinación:  


El 20% de las personas adulta caen en la procrastinación crónica. Esto nos lleva a tener sentimientos de culpa y remordimientos. Dejar las cosas para después, puede darse por varios motivos: ser perfeccionista, ser poco realista, o sentir pereza por considerar la tarea tediosa. Si quieres evitar esto, regula esa culpa asociada, poniendo objetivos claros y firmes a esa actividad que ahora estás relegando a los últimos puestos de tu lista , y súmale sentido poniendo a cada objetivo un para qué: tu beneficio emocional, lo que vas a ganar.


4. Fomenta tu autoconocimiento:  


La clave para una gestión del tiempo efectiva es darse cuenta de los comportamientos y actitudes que tenemos frente a lo que tenemos que hacer. Conócete a ti mismo/a y ponte retos cortos, para poder responder y cumplir contigo. Abandona patrones de comportamiento que ahora no te llevan a ningún sitio.


5. Aprende a decir "NO"


Empieza por darte cuenta de cuántas veces sientes que pierdes el tiempo por hacer cosas que han de llevar a cabo los demás. Cargarte de tareas y trabajo que no te corresponden, van aumentar tu estrés y a disminuir además de tu tiempo, tu capacidad de atención. Y no sólo eso. estás perdiendo autoestima porque o bien callas y otorgas sumiso/a cediendo, o bien operas desde la rabia que te da caer siempre en ese sí, a pesar que te gustaría decir que no.


6. Sé realista


SI tienes expectativas irreales, te estás poniendo tareas y cosas a hacer que en el fondo sabes, que no vas a poder llevar a cabo. Te estás mintiendo. Si no te ocupas de esto, vas a tener un conflicto interno y te van a asaltar los remordimientos.


7. Educa a tu entorno en la autogestión


Dirigir personas, no sólo es comunicarles la visión y la misión que tienes con tu proyecto o tu negocio. También es liderarles desde la "no protección" o el "no miedo a que se equivoquen". Cuando no haces esto, estás limitando su aprendizaje, y eso te va a suponer más interrupciones, mayor número de imprevistos y lo que es peor, un equipo dependiente que tampoco va a saber reaccionar a tiempo, cuando más falta haga.



Conclusión


En síntesis, la gestión del tiempo va más allá de la mera organización de tareas importantes y urgentes; se erige como una habilidad intrínseca al éxito empresarial.


Trascender este paradigma implica entender que el estrés no es inherente al ritmo acelerado, sino a la falta de herramientas emocionales y estratégicas. Los líderes emocionalmente inteligentes destacan al cuidar no solo el rendimiento sino también el equilibrio entre beneficios y calidad de vida.


La gestión del tiempo se convierte en un arte de resistencia, donde la regulación emocional y la consciencia en la toma de decisiones son fundamentales. Consejos prácticos, como planificar conscientemente, priorizar eficazmente y fomentar el autoconocimiento, se erigen como piedras angulares. Este enfoque, más que una simple gestión del tiempo, es un compromiso con el bienestar mental y emocional, un camino para liderar con éxito, trascendiendo lo urgente y lo importante hacia una vida empresarial plena y equilibrada.


 

Estoy en la fase final de elaborar una exclusiva Master Class, sobre la Gestión del Tiempo y el Autocuidado (con inscripción gratuita) . En esta sesión grupal y en directo, compartiré estrategias prácticas y consejos que solo comento a mis mentees, en las sesiones individuales.

Podrás tener acceso a recursos únicos, para integrarlos tanto para elevar la eficiencia en tu gestión del tiempo, como para fortalecer tu bienestar emocional y mental. Suscríbete a mi newsletter para recibir la información.






¡Gracias por leer!



NSR

Comments


bottom of page