top of page

Cómo transformar la infelicidad de la empresa en desarrollo de talento y bienestar

Equipo de trabajo feliz en empresa feliz


Si entendemos infelicidad como la sensación de estar alejados del bienestar, crear alianzas que generen vínculos entre las personas en la empresa y con la empresa, representa uno de los más importantes retos cuando hablamos de resultados de clima y negocio.


De ahí que ocuparse de las relaciones humanas cada vez tenga mayor relevancia.


¿Nada nuevo, verdad?


Cierto es que, me sirve para compartir con vosotros 10 situaciones chungas que me encuentro en las empresas y las estrategias de liderazgo y dirección de equipos que hay que poner en marcha para resolverlas.

Gracias a esas estrategias, transformar la infelicidad de la empresa en desarrollo de talento y bienestar, es posible.

El individualismo pertenece a una era que ha cambiado de la misma manera que hemos cambiado las personas.


De modo que hablar de habilidades, competencias y talento toma especial importancia en el presente y de cara al futuro.


Y a la par, hemos de reconocer qué emociones sienten las personas, ya que son una guía que marcará la diferencia en los momentos que vivimos.

Para ello veamos 10 situaciones reales en las que poner atención identificando emociones, para reconocer qué acciones poner en marcha y qué habilidades se tienen que entrenar en el equipo:

¿QUÉ OCURRE CUANDO HAY...


Problemas latentes de la empresa y estrategias


Si no lo hemos hecho ya, hemos de aprender a implementar acciones sobre esos intangibles (habilidades, competencias y talento). Acciones de entreno y formación, que sigan las estrategias propuestas.

Si observamos las emociones que el equipo siente, vemos claramente que son todas negativas pues alejan a los colaboradores (y por ende a la empresa o negocio) del bienestar.


Y trabajar mientras se respiran en el ambiente, no ayuda a mantener armonía ni vínculos; más bien, todo lo contrario.

De modo, que si todavía nos preguntamos porqué no se consiguen resultados, hay que mirar más allá de lo aparente,


Profundidad Emocional


Para ello, tanto si eres el dueño de la empresa como si eres el encargado de dirigirla, necesitas desarrollar en ti la Profundidad Emocional que consiste en ponerle esfuerzo a mejorar aquello que no funciona y a ejercer tu liderazgo sin autoridad desde la autenticidad.


Y no se consigue a la primera: cuesta.


Y cuesta porque hacerse la pregunta de ¿qué emociones se sienten en nuestra empresa? nos parece de ñoños.


Y esto, hay que superarlo.


Básicamente porque cuando nos la hacemos y le damos respuesta, podemos trazar estrategias de dirección que se basan en la transformación de habilidades en competencias y que aceleran los beneficios tanto de negocio (económicos) como de bienestar, en la propia empresa, en los equipos y en tu calidad de vida.



“Seamos optimistas para seguir adelante, colaborando en la creación de bienestar y felicidad en el trabajo”




¡BUENAS NOTICIAS!

Veintitantos años llevo en el mundo de la empresa.


Tiempo suficiente y resultados que avalan lo que te explico ahora: cada una de esas emociones se puede convertir en otra positiva.


Y lo puedes hacer siguiendo las estrategias anteriores, trabajando sobre tu formación y entreno de habilidades (para mí esto es el mentoring).

“HAY QUE CONVERTIR LAS HABILIDADES EN COMPETENCIAS”

Hacer de las compañías, empresas emocionalmente inteligentes es fácil y sencillo con las teorías justas, la implementación de estrategias de dirección y las herramientas adecuadas, se aumenta la cifra de negocio, se aceleran beneficios y se desarrolla el potencial corporativo.








Si crees que ha llegado el momento de acelerar los beneficios en tu empresa y y el motivo de no conseguirlo por ti mismo/a es que lo has probado todo sin resultados, te animo de corazón a agendar una reunión sin compromiso conmigo Aquí









Opmerkingen


bottom of page